Saturday, Feb 25th

Usted está aquí: Breviarios Todo lo que se

Todo lo que se

Todo lo que sé lo aprendí de mi madre.

Mi madre me enseñó a apreciar un trabajo bien hecho:
“¡Si se van a matar háganlo afuera. Acabo de terminar de limpiar!”

Me enseñó religión:
“Mejor reza, encomiéndate a Dios para que salga esta mancha de la alfombra”

Me enseñó lógica:
“¡Porque lo digo yo y punto!”

Mi madre me enseñó a ser precavido:
“Que no me entere yo que fuiste tú...”

Me enseñó a hacer equipaje y viajar:
“Si te vas a ir de la casa, hazlo de una vez, y llévate calzones y calcetines limpios, ándale, rapidito”.

Me enseñó técnicas de supervivencia:
“Te voy a medio matar a golpes si sigues!”

Mi madre me enseñó primeros auxilios:
“Te voy a rajar las nalgas hasta sacarte sangre”

Me enseñó a contar:
“¡UNO... DOS... TRES!

Mi madre me enseñó lo que es la ironía:
“Sigue llorando y yo te voy a dar una razón verdadera para que llores...”

Me enseñó actuación:“
¡...y quita esa cara de mosca muerta, como si no hubieras hecho nada!”

Me enseñó a salir de dificultades rápidamente:
"Dile que me estoy bañando, que al ratito yo le hablo..."

Mi madre me enseñó a ser ahorrativo:
"¡¡¡Y guárdate esas lágrimas para cuando yo me muera!!!"

Mi madre me enseñó ósmosis:
“¡Cierra la boca y come!”

Me enseñó yoga:
“¡Mira nada más la mugre que traes en la nuca, fíjate!!”

Me inculcó fuerza de voluntad:
“¡Te vas a quedar ahí sentado hasta que te lo comas todo!”

Mi madre me enseñó meteorología:
"¡Parece que un huracán pasó por tu cuarto!!!”

Mi madre me enseñó a imaginar enormes cantidades:
“Te lo he dicho un millón de veces y ni así entiendes”

Me enseñó el valor del dinero:
“Y te quedas sin domingos por un mes!”

Mi madre me enseñó el ciclo de la vida:
“¡Te traje a este mundo y te puedo despachar al otro de una bofetada!!!”

Mi madre me enseñó genética:
“¡Ve nomás, eres igualito a tu padre, deja de comportarte como él!”

Mi madre me enseñó que hay injusticias en este mundo:
¡“Hay millones de escuincles que ya quisieran tener una madre como la tuya”!

Mi madre me enseñó habilidades de ventrílocuo:
“¡ Cállate, no me contestes, dime porque lo hiciste, cállate te digo, HABLA”!

Me enseñó a valorar alternativas y tomar decisiones:
“¡O lo haces o te hago que lo hagas, escoge!”

Mi madre me explicó cómo funciona la ortodoncia:
“¡Me vuelves a contestar así y te estampo los dientes contra la pared”!!!

Me enseñó el valor de las promesas:
“¡Te prometo que si lo vuelves a hacer te zorrajo un bofetón por media cara!!!”

Me enseñó a ejercitar mi memoria:
“Te voy a dar una zurra que te vas a acordar de ella hasta el día del juicio!!!”

Me enseñó el valor de las palabras:
“¡Nada de pero Mamá, aquí no hay pero que valga!”

Me enseñó que existen diversos idiomas:
“¿Estoy hablando en chino, en ruso o qué?!!!”

Me enseñó acústica:
“¡ Me vas a oír, ven acá, me vas a oír!!!!”

Me dio siempre ejemplos claros:
“¡ Te dije que estaba caliente!!”

Me enseñó a tener buen gusto:
¡”Claro que te gusta, cómetelo, te lo comes todo!”

Me enseñó moderación:
“¡Y te me vas a la cama sin cenar!”

Me enseñó teletransportación:
“¡ En este mismo instante quiero verte entrando por esa puerta !
¡Cuelgas el teléfono y te me vienes inmediatamente.
Ya estás aquí, ¿Me oyes?!!”

Mi madre me enseñó que hay misterios incomprensibles para el hombre:
“¡ Párate de ese sillón que no es para que estés ahí sentadote” !

Me enseño a ser atento:
“¡ Mira, mira!!! ¡Fíjate donde pisas!”

Me enseñó a respetar la autoridad:
“Espérate a que venga tu padre...!”

Mi madre me enseñó la teoría de la relatividad:
“¡ Hace horas que estoy esperando a ver si lo haces ¡”

Mi madre me enseñó rectitud en la vida:
“¡Enderézate o te enderezo de un revés!”

Me enseñó a ser paciente:
“Sí mijito, ahorita vamos...nada más acabo esto”

Mi madre me enseñó faquirismo:
“Te dije que no apretaras las nalgas, ahora ya se dobló la aguja!”

Mi madre me enseñó lo que es la telepatía:
“Sé perfectamente lo que estás pensando, ni lo sueñes!”

Mi madre me enseñó a no ser apegado a las cosas materiales:
“¿Tu bola de boliche? Ay, mijito hace años que la vendí...¿No ves que estorbaba en tu closet?

Mi madre me enseñó a ser perseverante:
“¿Cómo que no?!!! Te sientas y no te paras de ahí hasta que te salga bien!!!!”

Mi madre me enseñó a enfrentarme a un público:
“¿Verdad mijito que ya sabes tocar Para Elisa?”

Me enseñó artes de adivinación:
“¡¿ Así que no sabes cómo se rompió el jarrón?!!”

Me enseñó a controlar los instintos del cuerpo:
“¡ Nada de al baño, te estás ahí sentado hasta que acabes la tarea y ni un minuto antes”!!!

Me enseñó a asumir responsabilidades:
“Le hablas a tu profesor en este momento y le pides perdón, ándale”!

Mi madre me enseñó la relación que hay entre causa y efecto:
“¿Y qué creías que iba a pasar, eh?!!!

Mi madre me enseñó lo inevitable del destino:
“¡Tenías que ser tú, otra vez”!

Me enseñó reflexología:
“A mí me duele más que a ti”

Me enseñó a ser fuerte:
“Claro, ahora lloras...”

Mi madre me enseñó levitación:
“Mira nada más, ¿no puedes ir a una piñata sin romper tus pantalones?”

Me enseñó el arte de la improvisación:
“¡¿Se puede saber ahora por qué llora tu hermano?!!!

Me enseñó relaciones humanas:
“Le hablas a tu tía y le agradeces el regalo, pero ya! Y ni se te ocurra decirle que no te quedó”

Me enseñó el aprecio hacia la familia:
“Claro que vas a la fiesta, es tu primo!
Y nada más me entero que se pelearon otra vez...”

Mi madre me enseñó a soportar el dolor estoicamente:
“¡Nada de me duele!
Te dije que te peinaras... Ahora te aguantas”

Me enseñó a entender la globalización:
“¡Claro que sí!, Aquí y en China!!!

Y me enseñó lo que es jerarquía:
“¡Porque soy tu Madre!”

GRACIAS MAMÁ....
April 27, 2005